Info Uruguay

COTIZACION DE LA MONEDA

Contacto Automotoras

Inmobiliarias

Para Empresas Educación Personajes Farmacias Inicio

 

COTIZACION DE LA MONEDA EN MONTEVIDEO - URUGUAY - (VER CONVERSOR DE MONEDAS)

- CONOCER COTIZACION DE LA MONEDA - INFORMACION SOBRE MERCADO DE DIVISAS - EVOLUCION HISTORICA MONEDA Y TIPO DE CAMBIO -

 

COTIZACION DE LA MONEDA

 

La COTIZACION de la MONEDA en Uruguay y en el mundo es el valor al que se compran y se venden en los mercados de cambios el conjunto de las monedas o divisas extranjeras. Este monto se expresa en términos de la moneda nacional, en este caso de Uruguay,  relacionada con la moneda de de otros países.

1

2

CONOCER COTIZACION DE LA MONEDA - ESPERE QUE CARGUE LA PAGINA .......   - volver -

 

 

Mercado de divisas y COTIZACION de la MONEDA - volver -

Forex, acrónimo de Foreign Exchange (Intercambio de Monedas Extranjeras). También conocido como Mercado Internacional de Divisas. El mercado de moneda extranjera (Forex o FX) existe donde quiera que una moneda se negocie con otra (como una casa de cambio). Es el mercado en gran medida más grande del mundo, en términos de valor de efectivo negociado, e incluye negociar entre los bancos grandes, los bancos centrales, los especuladores grandes o pequeños de la moneda, las corporaciones multinacionales, los gobiernos, y otros mercados financieros e instituciones. Los comerciantes al por menor (especuladores pequeños) son una parte pequeña de este mercado y pueden participar directamente por medio de empresas dedicadas a ofrecer servicios de TRADING o indirectamente a través de corredores o de los bancos.

Una de las características principales del mercado Forex es el alto potencial completamente elevado de transacciones que se realizan en este mercado, se mueve alrededor de 3 trillones de dólares americanos (USD) diarios. Gracias a este mercado han surgido empresas especializadas que se encargan de brindar servicios de administración de cuentas en forex, fondos de inversión, sistemas automáticos, como ForexGala. Hoy en día se puede asegurar con total veracidad que el mercado de intercambio de divisas (FOREX o FX) es el mercado financiero con mayor proyección de crecimiento en el mundo financiero moderno.

En los últimos años (link) el mercado Forex ha adquirido mucha popularidad entre los inversionistas privados.[cita requerida] Esto se ha dado gracias a la viabilidad de apalancamiento y la oportunidad de participar en el alza y baja de los mercados. Los Brokers más grandes y establecidos en la industria ofrecen cuentas gratuitas de práctica, las cuales proveen confianza a los operadores principiantes. Es importante entender los instrumentos financieros ofrecidos por los brokers de FX, y saber que siempre existe el riesgo de pérdida. Uno debe decidir e identificar el nivel de riesgo que está dispuesto a tomar.

Una de sus principales diferencias frente al Mercado Bursátil es que el Mercado de Divisas carece de una ubicación centralizada. Opera como una red electrónica global de bancos, instituciones financieras y operadores individuales, todos focalizados a comprar o vender divisas en virtud de su volátil relación de cambio.


El mercado de moneda extranjera es único debido a:

El volumen de las transacciones
La liquidez extrema del mercado
El gran número y variedad de comerciantes en el mercado
Su dispersión geográfica
El tiempo en que se desarrolla - 24 horas al día (excepto los fines de semana).
La variedad de factores que generan los cambios
El volumen que se negocia internacionalmente de las monedas extranjeras, con un promedio diario de US$ 3.8 billones, operando en un día lo que Wall Street puede llegar a operar en un mes en el mercado bursátil.
Los contratos de futuros de divisas fueron introducidos en 1972 en el Chicago Mercantile Exchange o Bolsa de Comercio de Chicago y es uno de los contratos que más activamente se negocian. El volumen de los futuros de divisas ha crecido rápidamente estos últimos años, pero explica solamente cerca del 7% del volumen total del mercado de moneda extranjera, según Wall Street Journal Europa (5/5/06, P. 20). Los diez comerciantes más activos explican casi el 73% de volumen que se negocia, según Wall Street Journal Europa, (2/9/06 P. 20).

Los grandes bancos internacionales proveen al mercado de divisas con un precio de compra (bid) y otro de venta (ask). El spread es la diferencia entre estos precios y normalmente se constituye como la retribución a la entidad por su papel de intermediario entre los que compran y los que venden usando sus canales. Por lo general el spread en las divisas más negociadas es de solamente 1-3 pips o puntos básicos. Por ejemplo, si el bid (precio de compra) en una cotización de EUR/USD es de 1.2200 mientras que el Ask (precio de venta) se establece en 1.2203, se pueden identificar con claridad los 3 puntos de Spread.

EVOLUCION HISTORICA DE LA MONEDA Y EL TIPO DE CAMBIO EN URUGUAY - volver -

Hasta 1840

En la Banda Oriental circularon desde tiempos de la colonización monedas de todos los diferentes regímenes que habían ejercido poder en el territorio: España, Portugal, el Imperio Británico, las Provincias Unidas del Río de la Plata y el Imperio del Brasil. También circularon monedas de México, de Potosí y del Banco Nacional de Buenos Aires.

Lograda la independencia, el Gobierno provisorio de José Rondeau no tomó ninguna medida monetaria y permitió la circulación de todas las monedas existentes en el país a la fecha. Posteriormente hubo varios intentos de creación de una moneda nacional con signos nacionales. Las primeras decisiones al respecto fueron tomadas en 1829, año en el cual se prohibió la introducción en el territorio de la República de toda moneda de cobre procedente del extranjero. No obstante, las monedas de metales preciosos (oro y plata) continuaron circulando hasta 1893, fecha en que se prohibió definitivamente su circulación.

Con la asunción como presidente de Fructuoso Rivera se siguieron tomando medidas. El 26 de enero de 1831 se sancionó una ley en la que se estableció que "las oficinas públicas no admitirán la moneda de cobre extranjera, ni pagarán con ella, y los particulares no serán obligados a recibirla como tal en ninguna clase de transacciones"

Producto de estas medidas, la plaza sufrió una carencia de monedas de cambio, por lo que el gobierno se abocó a la búsqueda de una solución. Dicha solución se buscó por medio de la ley Nº 17 del 15 de marzo de 1831, que dispuso la emisión de la moneda conocida como "Décimos de la Provincia de Buenos Aires" por la mitad de su valor escrito. Estas monedas, con valor de un décimo de real, fueron las primeras monedas emitidas por la República Oriental del Uruguay.

De 1840 a 1862

Esta medida no fue suficiente para paliar la situación de escasez, lo que llevó al gobierno a tomar nuevas medidas, por medio de la ley Nº 208 del 20 de junio de 1839. Esta ley mantuvo como referencia al real español, una moneda de plata de 3,35 gramos. Se autorizó la emisión de monedas de 5 y 20 centésimos de real de plata, siendo las primeras en llevar signos nacionales. Las monedas de 5 centésimos pesaban cuatro adarmes y las de 20 centésiomos dieciséis adarmes.

A pesar de la autorización legal, los primeros trabajos para llevarla a cabo datan del 8 de mayo de 1840, fecha en la cual el grabador Agustín Jouve presentó una propuesta al Poder Ejecutivo para realizar dicha actividad. Estas monedas fueron puestas en circulación por el gobierno el 15 de octubre de 1840.

Anverso de la variante de la pieza de 40 cts. de 1844 llamada "Sol de Cabellera".El 13 de diciembre de 1843 se dictaron las leyes Nº 254 y Nº 255. La primera facultaba al gobierno a emitir monedas de cobre 5, 20 y 40 centésimos de real. La segunda autorizaba al Poder Ejecutivo a acuñar monedas de plata con una pureza de 16 y 1/2 dineros. Se estatuyeron dos clases de monedas de plata: el "Fuerte" y el "Medio fuerte". La primera llevaría en el centro del reverso las inscripciones: "Un peso fuerte" y "Sitio de Montevideo".

Inmediatamente se realizan los primeros ensayos, emitiendo monedas de 20 centésimos sobre los mismos cuños empleados por Agustín Jouve en 1840, a los cuales se les modificó el año de 1840 por el de 1843. A esta moneda se la conoció con el nombre de "Vintén", que provenía de la expresión portuguesa "Vintem" y que correspondía a una moneda con el valor de 20 réis de cobre. En 1844 se emitieron monedas de 5, 20 y 40 centésimos.

Del llamado "Peso del Sitio" o "Peso fuerte" se acuñó un número sumamente reducido (poco más de 1.000), producto de la escasez de materiales. Fue acuñada con similares características a las del peso español. Esta moneda circuló únicamente en Montevideo, puesto que el 15 de febrero de 1844, desde su Cuartel General en el Cerrito de la Victoria, Manuel Oribe, jefe de las fuerzas que sitiaban Montevideo, prohibió su circulación en el resto del territorio.

El 24 de junio de 1854 se promulgaron las leyes Nº 414 y 418 por medio de las cuales se autorizó la acuñación de monedas de oro de 10, 20 y 40 reales, junto con monedas de 5, 20 y 40 centésimos de cobre. La acuñación en oro nunca se llegó a realizar, mientras que en cobre se emitieron sólo monedas de 5 y 20 centésimos que llevan los años de 1854 y 1855.

Véase también: Monetario clásico de la República Oriental del Uruguay
 Peso: De 1862 a 1975
Por ley del 23 de junio de 1862 se instaló el uso del peso, fraccionado en cien centésimos, concordantemente con la ley del sistema métrico decimal del mismo año. Hasta el año 1975 el código ISO 4217 que tuvo asignado fue UYP.

El 4 de agosto de 1896, por la ley Nº 2.480, se creó el Banco de la República Oriental del Uruguay y se le otorgó el monopolio de la emisión. Sin embargo, el monopolio no se hizo realmente efectivo hasta 1907, cuando venció el plazo de la concesión otorgada al Banco Italiano. En 1905 había caído la concesión otorgada al Banco de Londres y Río de la Plata. También habían realizado emisiones el Banco Nacional Buenos Aires, el Banco de Salto, el Banco Comercial, el Banco Herrera Eastman, el Banco Montevideano, el Banco Oriental, el Banco Mauá, el Banco Franco Platense, el Banco Villaamil, el Banco Unión, el Banco Navia y Cía. y el Banco Nacional.

La primera emisión de billetes por parte del Banco de la República está fechada el 24 de agosto de 1896. Se imprimieron billetes de $ 0,50, $ 1, $ 5, $ 10, $ 50, $ 100 y $ 500, todos convertibles en oro o plata. En agosto de 1914 se abandonó la convertibilidad con el oro. Para contrarrestar la desconfianza generada por la medida, se adoptó una política cambiaria de flotación sucia, interviniendo el Banco de la República Oriental del Uruguay con ventas o compras en el mercado para incidir en la cotización del peso. En 1931 se establecieron medidas de contralor del comercio exterior, instaurándose un régimen con fijación de distintos precios para el dólar según las actividades (tipos de cambio diferenciales).

El 2 de enero de 1939 se promulgó la ley Nº 9.808 que creó el Departamento de Emisión dentro del Banco de la República Oriental del Uruguay, con el cometido de emitir billetes con carácter de privilegio exclusivo y de custodiar y administrar el encaje presente y futuro en oro y plata. El Departamento de Emisión funcionaba con independencia de los demás servicios del Banco y estaba bajo la dirección de un Consejo Honorario integrado por el Presidente y Directores del Banco, un delegado de los bancos nacionales privados, otro de los bancos extranjeros afiliados a la Cámara Compensadora y dos representantes designados, respectivamente, por la industria y el comercio y por la producción rural.

La Constitución de 1967 en su artículo 196 creó el Banco Central. Por ley Nº 13.594 del 6 de julio de 1967 se dispuso denominarlo Banco Central del Uruguay. Al Banco Central le fueron transferidas las funciones del Departamento de Emisión del Banco de la República Oriental del Uruguay. La Carta Orgánica del Banco Central recién fue aprobada el 30 de marzo de 1995 por ley Nº 16.696. El artículo 7º de dicha ley establece que el Banco Central "tendrá a su exclusivo cargo la emisión de billetes, acuñación de monedas y retiro de circulación de billetes y monedas en todo el territorio de la República".

Nuevo Peso: De 1975 a 1993

Desde la ley de 23 de junio de 1862 no se realizaron cambios en la legislación monetaria hasta el año 1975. Se llegó a este año con un deterioro importante de la economía, que se había iniciado en la segunda mitad de la década de 1950. El deterioro económico estuvo acompañado de una importante depreciación de la moneda frente al dólar y de una alta inflación. Como consecuencia, los precios expresados en pesos contaban con gran cantidad de ceros. Por el Decreto-ley Nº 14.316 del 16 de diciembre de 1974 se estableció que, a partir del 1 de julio de 1975, el Banco Central del Uruguay emitiría billetes y monedas sobre la base del "Nuevo peso", equivalente a mil pesos (1.000 pesos = 1 Nuevo Peso).
El símbolo asignado para esta moneda fue "N$" y el código ISO 4217 UYN.

Como forma de contener la inflación, el 13 de octubre de 1978 se implementó el sistema de paridad cambiaria conocido popularmente como "la tablita", que fijaba la cotización del dólar estadounidense día a día con una anticipación de varios meses. El sistema ocasionó atraso cambiario y pérdida de reservas internacionales al Banco Central del Uruguay. Fue abandonado el 26 de noviembre de 1982, hecho que se conoce como el "quiebre de la tablita".

Peso uruguayo: De 1993 a la fecha

A partir de la ruptura de la tablita se inició otro período de inflación alta. Por la ley Nº 16.226 del 29 de octubre de 1991 se autorizó al Banco Central del Uruguay a emitir billetes y monedas sobre la base del "peso uruguayo", equivalente a mil nuevos pesos. La nueva moneda comenzó a circular el 1 de marzo de 1993, siendo presidente Luis Alberto Lacalle. El símbolo del peso uruguayo volvió a ser "$" y el código ISO 4217 asignado fue UYU.

En la década de 1990 se introdujo un nuevo mecanismo para poder prever con mayor acierto el valor del peso con respecto al dólar, estableciéndose un sistema de bandas de flotación.

En el año 2002, bajo la presidencia de Jorge Batlle, se produjo una crisis financiera con fuga de capitales y una importante merma en las reservas internacionales del Banco Central del Uruguay, por lo que se hizo difícil mantener las intervenciones en el mercado de cambios. El 20 de junio de 2002 se decidió cambiar a un sistema de flotación independiente, produciéndose una pérdida de valor de la moneda de hasta un 50% en dos semanas. Esto provocó el encarecimiento de las deudas en dólares.

El régimen de flotación independiente se ha mantenido desde entonces. A la maxidevaluación de 2002 le siguió un período de apreciación de la moneda. Desde un máximo de $ 32,40 por dólar el 10 de septiembre de 2002, se llegó a un mínimo de $ 19,042 el 12 de mayo de 2010. Esta revaluación provocó la protesta de sectores de la economía, como el sector industrial, que adujeron que perdían competitividad con la región.

Fte. Wikipedia .Org

- volver -
   

NEDD

 

COTIZACION DE LA MONEDA